Números de servicio:

Teléfono de información al cliente: 00800 8090 8090
Lunes - Jueves: 8:00 a 17:30 horas
Viernes: 8:00 a 17:00 horas

¿Tiene alguna pregunta?

Estamos a su disposición para proporcionarle información adicional.

Teléfono de información al cliente: 00800 8090 8090
E-mail: info@trotec.com

Cuidando de las gotas nobles: deshumidificación en bodegas de vino

En la producción vitivinícola, las condiciones climáticas deben ser las ideales. Se deben garantizar las mejores condiciones para la fermentación y la crianza en barricas de estas preciadas gotas.

Por lo general, el vitivinicultor regula las diferentes temperaturas de fermentación de las distintas variedades mediante los termostatos acoplados a los depósitos de los vinos. En este proceso también se hace imprescindible el uso de deshumidificadores con los cuales lograr un ambiente poco húmedo, idóneo para el desarrollo de vinos tintos. Además, empleando un secador se puede actuar con precisión contra la formación de agua condensada. Para estos objetivos, Trotec cuenta en su programa con diversos secadores de alta potencia según los requerimientos específicos de cada explotación. Concretamente, los deshumidificadores portátiles de la serie TTK-S y los modelos estacionarios de la serie DH-VPR+ son los más indicados para la producción vitivinícola. Con una ventaja: también favorecen unas condiciones óptimas para el etiquetado y embalaje de las botellas y contribuyen a que la bodega esté rápidamente preparada después de los trabajos de limpieza.

Un perfecto cultivo de la vid, un procesamiento cuidadoso y una delicadeza especial son los pilares sobre los que asentar la producción del mejor vino. No obstante, también se debe prestar mucha atención a los valores climáticos de la bodega, puesto que sólo si las temperaturas son idóneas y la humedad se mantiene constante podrán los vinos desarrollarse de manera óptima y, en última instancia, alcanzar la calidad que los haga destacar sobre el resto. Por este motivo, cada vez más productores y expertos vitivinícolas utilizan deshumidificadores en su producción, en los mejores casos a lo largo de todo el proceso, ya que la humedad no debe ser demasiado elevada en ninguna de las fases. Esto se aplica a los espacios donde se encuentran los depósitos de fermentación, a la bodega donde el noble líquido madura en barricas, a las salas de etiquetado de las botellas e incluso al almacén. De hecho, la humedad tiende a ser muy elevada en las bodegas abovedadas, lo cual ocasiona la formación de agua condensada, moho y gérmenes, la presencia de olores asociados que pueden transmitirse al vino y unas condiciones de trabajo desfavorables debido a que el suelo resulta resbaladizo.

Compañeros fieles en la fermentación y la crianza vitivinícolas: los aparatos estacionarios que pueden con todo

Todo buen vino tiene sus exigencias. Esto se aplica al vino blanco y, sobre todo, al tinto. Así, cada variedad requiere de una temperatura concreta a la cual se da su fermentación óptima. Con este fin, los viticultores acostumbran a emplear depósitos con control de temperatura, de forma que cada vino se desarrolle a la temperatura que necesita. Sin embargo, si se embotellan primero los vinos blancos, que precisan una fermentación a temperaturas más frescas, y los vinos tintos restantes quedan expuestos a un aumento de la temperatura, es posible que se forme gran cantidad de agua condensada. Si no se actúa para frenar dicho proceso los depósitos pueden resultar dañados y, además, pueden surgir moho y gérmenes en la bodega.

Una solución duradera

Para controlar perfectamente el habitual proceso de embotellado conviene emplear un método duradero de deshumidificación del aire de la bodega. Los secadores estacionarios de alta potencia de la serie DH-VPR+ cumplen este papel de forma inmejorable. Ofrecen una protección muy efectiva frente a la humedad tanto para los depósitos más caros y de tecnología moderna como para el valioso interior de las barricas. No en vano, también se debe reducir con precisión la humedad en las barricas de roble para la crianza del vino ya fermentado. Sólo de esta forma el vino traspasará moléculas de agua al aire a través de la madera y alcanzará una buena consistencia según se vayan rellenando controladamente las barricas. Con una capacidad de deshumidificación de más de 50 litros diarios, un modelo como el deshumidificador DH 30 VPR+ de Trotec protege, de un modo extraordinario, los tesoros blancos y tintos almacenados en las barricas. Además, muchos de los modelos de la serie DH-VPR+ están concebidos para su anclaje a la pared y cuentan con un precioso diseño disponible en varios colores y variedades de material. ¡Perfectos para condiciones exigentes e incluso temperaturas especialmente bajas!

Las soluciones portátiles de la serie TTK-S: siempre presentes donde la humedad dificulte el trabajo

Una vez embotellado el vino después del proceso de crianza, aún quedan labores delicadas por llevar a cabo, puesto que un gran vino también exige un gran sentido estético. Todo el mundo sabe que las etiquetas autoadhesivas modernas apenas se adhieren al vidrio mojado, y en el peor de los casos incluso se caen nada más pegarlas. También en este caso conviene utilizar un deshumidificador y ahorrar dinero, de modo que no sea necesario preparar las botellas manualmente para el etiquetado.

Las mejores condiciones en un abrir y cerrar de ojos

Para el etiquetado también se puede emplear un deshumidificador portátil que le facilite rápidamente las mejores condiciones. Los modelos de la serie TTK-S de Trotec, como por ejemplo el TTK 355 S con su potente compresor de 1,07 kW, están concebidos para diversas aplicaciones en condiciones desfavorables y, por lo tanto, constituyen una solución multiusos en el ámbito de la producción vitivinícola. En la fase de almacenamiento en cajas también proporcionan un gran servicio evitando que el cartón se ablande o se forme moho. Estos modelos destacan sobre todo, además de por su elevada capacidad y su robusta construcción externa, por su larga vida útil. Así, resultan también ideales para secar las bodegas abovedadas después de cada sesión de limpieza, de modo que éstas queden rápidamente preparadas para que se pueda entrar en ellas sin riesgo alguno. Gracias a sus prácticas ruedas de transporte y su carcasa compacta, todos los modelos se pueden guardar en cualquier lugar de la bodega, allí donde se requiera el uso un potente deshumidificador.

Calidad asegurada gracias a una reducción controlada de la humedad

No lo olvide: la reducción de la humedad en las bodegas es esencial para garantizar la calidad de sus vinos. No obstante, una humedad excesivamente baja tampoco es recomendable. Así, si el agua del vino almacenado en la barrica se evapora muy rápido, el producto quedará más avinagrado de lo previsto. Durante el almacenamiento de sus vinos también deberá procurar una reducción equilibrada de la humedad, puesto que en caso contrario pueden secarse los corchos y perder su impermeabilidad. Para que siempre consiga reducir la humedad en sus bodegas de la manera adecuada, los asesores del servicio industrial de Trotec le prestarán encantados consejo y ayuda práctica.

El grupo empresarial  |  Ferias  |  Blog  |  Ofertas de empleo  |  Contacto  |  Aviso legal  |  Mapa de sitio
Social