¿Tiene alguna pregunta?

Estamos a su disposición para proporcionarle información adicional.

Teléfono de información al cliente: +34 91 187 34 90
  1. Productos y servicios
  2. Productos ‑ HighPerformance
  3. Saneamientodedaños­productodelagua
  4. Secadores de la capa aislante
  5. VE 4 MultiQube
  6. Optiflow

Optiflow

Optimización profesional de la estructura en lugar de "adivina una micra"...

Usted conoce lo siguiente de un coche: Gracias al indicador del tacómetro y las revoluciones usted está en condiciones de leer exactamente la velocidad y la potencia de su vehículo y variarlas según lo necesite.

Es lógico que los valores reproducidos en la escala del tacómetro, entre el cero y el máximo, siempre se correspondan en línea general con la capacidad de su vehículo.

Por tanto, sería totalmente absurdo instalar, en una furgoneta con una velocidad máxima de 160 km/h, un tacómetro cuya escala vaya de -600 hasta +2.400 km/h pese a que, de hecho, solo sea relevante la gama entre 0 y 160 km/h.

¡Con una escala de ese tipo no solo el 95 % de los valores sería totalmente inservible sino que usted no tendría posibilidad alguna de adaptar su velocidad a una velocidad determinada legible ya que menor el movimiento milimétrico de la aguja del tacómetro equivaldría a 50 km/h más de velocidad!

¡Un absurdo de tal envergadura usted, por supuesto, no lo aceptaría al comprar un coche! ¿Por qué entonces en su secador de capa aislante?

Aún hoy se incorporan amperímetros a los secadores de capas aislantes con el argumento de que con ellos se puede ajustar el montaje de la instalación, pese a que en ese caso la utilidad de un amperímetro es exactamente la del tacómetro de fantasía de nuestro coche de ejemplo anterior:

Con una gama de valores de dos dígitos los amperímetros crean la sensación de que toda esa gama es, de alguna manera, importante para el secado.

Sin embargo, en la realidad el rango decisivo para el secador de capas aislantes, entre el "estado de reposo" y la "velocidad máxima", se limita a menos de un amperio y con ello a uno o dos pasos de la escala del amperímetro. También en este caso el 95 % de la escala de valores no sirve de nada.

Pero como si aún no fuera suficiente:

¡Cuando se emplea un secador de capas aislantes en la práctica, entre una potencia del aire del 100 % (óptima) y una de menos del 20 % (económicamente insostenible) hay menos de un amperio! ¡Esto equivale a un fragmento ínfimo de la escala del amperímetro dentro de cuyo rango en la práctica usted no puede leer valores de medición decisivos ni sacar conclusiones de ellos!

¡Tampoco en los aparatos cuyos amperímetros en lugar de valores numéricos disponen de una escala de colores cambia nada en la inutilidad de esos medidores para optimizar la estructura de su instalación!

Y ya para rematar: Como parece que muchos proveedores sí que son conscientes de la inutilidad de los amperímetros para el secado en la práctica, a los nuevos aparatos se les está agregando un indicador de temperatura para marcar el recalentamiento – aparentemente para que en la práctica al menos se pueda un valor con el cual trabajar hasta cierto punto. ¡Y eso se elogia como una "prestación" adicional!

Amperímetro y secador de capas aislantes –
resumen:

  • Las escalas de valores de los amperímetros usados habitualmente no tienen ningún tipo de utilidad para los técnicos de secado – aunque el rango de las escalas a menudo va de 0 a 20 amperios solo una gama de milímetros pequeñísima es relevante – también para escalas de colores.
  • En el mejor de los casos los amperímetros sirven de indicador basto de un posible recalentamiento de la turbina.
  • Entre el 90 % y el 20 % del caudal de un secador de capas aislantes hay normalmente menos de una amperio de diferencia – en la práctica es imposible leer o excitar esos valores con exactitud.
  • Los amperímetros son absolutamente inapropiados para el control de estructuras y la optimización del rendimiento de instalaciones de secado de capa aislante.

Optiflow – Así se optimiza hoy

En lugar de amperímetro e indicador de temperatura, los secadores de capa aislante modernos de Trotec, con una técnica Optiflow única, de serie desde 2007, disponen de una compleja solución técnica que registra, calcula y visualiza de manera inteligente todas las informaciones importantes relativas a la temperatura del motor, la relación de compresión y el caudal.

Optiflow no es solo un "sustituto de amperímetros que alumbra en colores" o un simple truco para llamar la atención – Por el contrario: Detrás de lo que a primera vista parece sencillo se esconde un intenso trabajo de desarrollo, mucha experiencia y un amplio know-how, requeridos para convertir esa compleja tecnología en sencilla y manuable para el usuario.

Por interés propio:

También los secadores iniciales de capas aislantes de Trotec fueron fabricados con amperímetros para el control de la estructura – lo reconocemos. ¡Ese era el estado de la técnica en aquel momento, pero ha dejado de serlo desde 2007!

¿Por qué entonces incorpora Trotec todavía amperímetros en el VE 4 S MultiQube actual?

Esto se debe a la circunstancia de que en los modelos de la competencia se continúa ensalzando a los amperímetros como una técnica moderna. No queremos reprender como maestros – por eso: ¡Si nuestros clientes desean de todas formas un compresor con amperímetro entonces, con el VE 4 S MultiQube, le damos al menos la posibilidad de hacerse con la mejor oferta calidad-precio de ese segmento del mercado!

Concentración en lo esencial

OptiflowAclarado de una manera simple, la electrónica de Optiflow está, entre otras cosas, en condiciones de aumentar considerablemente la resolución de la gama de amperaje, lo que permite regenerar la señal incluso para las más pequeñas modificaciones del valor.

Optiflow funciona, hablando gráficamente, como una lupa extrema que puede visualizar incluso las más pequeñas variaciones de la corriente y por ello permite un ajuste fino de la configuración de la estructura.

La representación Optiflow se realiza por el probado principio del semáforo de verde hasta rojo mediante nueve LED individuales. ¡Esa lámpara es literalmente clara de inmediato para cualquier usuario, no requiere ningún tipo de lectura o conversión de valores de medición complicada y se puede distinguir desde lejos incluso en entornos mal iluminados!

"Técnica clara", que va al grano (LED)

Mientras "más verde" esté el indicador del Optiflow más alta es la optimización de la potencia de la instalación de secado. El verde indica un paso del aire sin restricciones (> 90 %) a través del fondo de la capa aislante.

Optiflow

El amarillo señaliza que la estructura existente aún no es correcta pero puede ser optimizada con aberturas adicionales de descarga. Si se encienden los LED rojos entonces el paso del aire no es óptimo (< 30 %!) y es necesario hacer una modificación sustancial de la estructura.

Las ventajas del Optiflow:

  • Estructuración de su instalación de secado
  • Siempre con el nivel de eficiencia máximo
  • Principio de semáforo comprensible y "claro" inmediatamente
  • Indicador de control de la estructura de fácil lectura
  • Incluso a distancia o en la penumbra
  • Duración más corta del secado y optimización máxima del rendimiento