1. Productos y servicios
  2. Productos ‑ HomeComfort
  3. Climatización
  4. Serie de refrigeradores de aire PAE
  5. Humedad del aire: protección natural de la salud e higiene para el aire ambiente

Humedad del aire: protección natural de la salud e higiene para el aire ambiente

Una humedad relativa del aire de entre el 40 y el 60 % reduce el riesgo de infección por gotículas

Un aire ambiente con una humedad óptima le protege a usted, a su familia y del mismo modo a sus empleados en el lugar de trabajo de virus patógenos y, al mismo tiempo, refuerza los mecanismos naturales del sistema inmunológico, nuestra mayor arma contra los virus y gérmenes patógenos del aire respirable. A continuación, se explica todo lo que debe saber sobre cómo puede minimizar de forma significativa el riesgo de infección por gotículas (en los tiempos de las epidemias y pandemias en expansión, la forma de contagio más común en enfermedades de infecciones víricas gripales y de otro tipo) mediante el uso de un humidificador de aire.


Una humedad óptima del aire ambiente elimina los virus

¡Los estornudos pueden contagiar y son problemáticos en muchos aspectos! Si una persona infectada estornuda o tose en una habitación cerrada, se expulsan al aire ambiente de forma explosiva miles de gotículas infecciosas de gérmenes y, en ocasiones, permanecen allí un largo tiempo como partículas en suspensión altamente infecciosas. Estas gotículas de gérmenes, también llamadas aerosoles, forman un conglomerado del patógeno específico, agua y sales, cuya capacidad de supervivencia en el aire ambiente se ve crucialmente perjudicada por la humedad del aire.

Según la «New England Journal of Medicine», los científicos han investigado cuánto tiempo puede sobrevivir el nuevo SARS-CoV-2 fuera del cuerpo huésped. Se encontró el SARS-CoV-2 en las gotículas de gérmenes (aerosoles) durante más de tres horas; en distintas superficies la vida media llega hasta las 72 horas.

Humedad del aire entre el 40 y el 60 % de humedad relativa: los virus mueren en segundos

Si una persona infectada tose o estornuda patógenos en un aire ambiente con una humedad óptima de entre el 40 y el 60 % de humedad relativa, la concentración de sal dentro de las gotículas se modifica de tal manera que el patógeno se elimina directamente después de entrar en contacto con el aire.

El tiempo de suspensión y la infecciosidad de las gotículas de gérmenes se minimizan a unos pocos segundos, ¡mientras que el riesgo de infección es bajo!

Humedad del aire < 40 % de humedad relativa: los gérmenes se conservan y permanecen infecciosos durante mucho tiempo

Por el contrario, un aire ambiente demasiado seco, por debajo del 40 % de humedad relativa, tiene justo el efecto contrario. Las gotículas tosidas o estornudadas se secan, con lo que las sales cristalizadas conservan el verdadero patógeno.

¡El aerosol reducido por deshidratación flota muchas horas en el aire ambiente y permanece altamente infeccioso este tiempo!


Efectos de la humedad del aire sobre la infecciosidad de los virus

No es raro recibir miradas desaprobatorias al toser o estornudar en espacios cerrados, incluso cuando se mantiene una distancia de varios metros. El temor a un posible contagio es, en la mayoría de los casos, mayor que el conocimiento sobre la relación entre la humedad del aire ambiente y la infecciosidad de los gérmenes. A continuación, se explica cómo puede minimizar notablemente el riesgo de infección por gotículas en espacios cerrados con una humedad del aire óptima. Las personas infectadas expulsan gotículas de gérmenes por las vías respiratorias al aire ambiente al estornudar o toser y pueden infectar a las personas presentes durante la duración de la suspensión si respiran la partícula de aerosol. Lo importante no es saber «si» el germen es infeccioso, ¡sino «por cuánto tiempo» lo es! Porque la humedad del aire ambiente juega un papel completamente decisivo para la capacidad de supervivencia y el comportamiento de suspensión de los aerosoles.

El aire seco (entre el 0 y el 39 % de humedad relativa) mantiene los virus infecciosos durante mucho tiempo

Un aire ambiente demasiado seco en el rango del 0 al 39 % de humedad relativa aumenta el riesgo de contagio por aerosoles transportados por el aire.

  • Un elevado tiempo de suspensión en el aire
  • Las sales cristalizadas conservan los patógenos en el aerosol
  • Los patógenos permanecen infecciosos en el aire ambiente

Un aire con una humedad óptima (entre el 40 y el 60 % de humedad relativa) elimina los virus

Una humedad del aire ambiente de entre el 40 y el 60 % de humedad relativa supone un ambiente extraordinariamente desfavorable para los patógenos y reduce el riesgo de infección al mínimo.

  • Un tiempo corto de suspensión en el aire
  • Los patógenos en el aerosol son eliminados por la elevada concentración de sal
  • Se eliminan los patógenos del aire ambiente

Un aire demasiado húmedo (entre el 60 y el 100 % de humedad relativa) mantiene los virus infecciosos

Un aire ambiente demasiado húmedo en el rango del 60 al 100 % de humedad relativa hace que los aerosoles sean lentos, pero no perjudica la infecciosidad.

  • Un tiempo corto de suspensión en el aire
  • Volumen y peso del aerosol aumentados
  • Los patógenos permanecen infecciosos en el aire ambiente

Aire ambiente con humedad óptima: un dopaje para el sistema inmunológico

El cuerpo humano viene protegido contra los peligros de los virus y las bacterias. Los sofisticados mecanismos de defensa de las vías respiratorias son un elemento central del sistema inmunológico propio del cuerpo y proporcionan una humedad óptima a las mucosas nasales y faríngeas para una protección efectiva contra patógenos en el aire respirable. Sin embargo, si un aire ambiente demasiado seco impide el funcionamiento de estos mecanismos de defensa, los gérmenes patógenos pasan al cuerpo prácticamente sin impedimentos.

La humedad del aire es el combustible del sistema inmunológico del hombre

¡Todos somos conscientes de esto! Un aire ambiente y de calefacción demasiado seco irrita las sensibles mucosas nasales y faríngeas, provoca tos, ronquera y literalmente seca nuestro sistema inmunológico. A su vez, esto aumenta el riesgo de infectarse con gérmenes y virus patógenos. Pero, ¿por qué es así?

La mucosa de las vías respiratorias tiene un papel fundamental en la defensa contra virus y bacterias. En cada una de nuestras alrededor de 20 000 respiraciones diarias, esta filtra los patógenos más pequeños (bacterias, hongos o virus) del aire y, de este modo, impide que estos gérmenes nocivos penetren en el cuerpo.

Las mucosas húmedas son un escudo protector contra gérmenes patógenos

La mucosa de las vías respiratorias consta de un epitelio ciliar que podemos imaginar como una alfombra compuesta por millones de pelillos móviles. Entre estos cilios, las células caliciformes producen constantemente un moco acuoso que se sitúa a modo de protección sobre toda la alfombra celular y la mantiene permanentemente húmeda. Los cilios en esta película protectora húmeda se mueven en ondas hasta mil veces por minuto en la dirección de la faringe y sirven a su vez como cinta transportadora natural para transportar virus y bacterias adheridos. Incluso las micropartículas más pequeñas quedan atrapadas en este ambiente húmedo, son tragadas con el moco y se eliminan.

Un aire ambiente demasiado seco bloquea el mecanismo natural de defensa

Un aire ambiente demasiado seco extrae el agua necesaria de la capa mucosa, de modo que la capa mucosa anteriormente protectora se endurece y pierde su adhesividad. Los patógenos infecciosos ya no quedan atrapados y pueden continuar su camino al cuerpo sin impedimentos. A su vez, la cinta transportadora de los cilios también se estanca cuando aumenta la sequedad. Desde este momento, el cuerpo queda prácticamente desprotegido ante la penetración de gérmenes y patógenos.


Los refrigeradores de aire con función de humidificación son una protección eficaz contra las infecciones

Con una humedad del aire constante de entre el 40 y el 60 % de humedad relativa, proporcione al sistema inmunológico el combustible necesario para un funcionamiento óptimo de las funciones más importantes de las mucosas en las defensas inmunológicas. Además, una humedad del aire óptima extermina los virus infecciosos en el aire ambiente. Trotec le ofrece el refrigerador de aire con función de humidificación adecuado para los más variados tamaños de habitación, aplicaciones e incluso para casi todos los gustos personales.

Combinado con un termohigrómetro BZ20M, un refrigerador de aire Trotec le permite no perder de vista la humedad sana del aire ambiente, en un rango de entre el 40 y el 60 % de humedad relativa, y proporcionar un aire ambiente y respirable saludable.

Posibles aplicaciones para nuestros humidificadores.

  • Aire respirable sano y sin virus en las residencias de ancianos y centros de cuidados

    Picor de garganta y ojos, irritación de las mucosas, cansancio, piel áspera... todos ellos son signos típicos de que algo no está bien en el aire ambiente. La culpa suele tenerla un clima de la habitación demasiado seco. Estos síntomas, entre otros, tienden a multiplicarse especialmente durante las épocas de calefacción: lo mismo sucede con las infecciones gripales y resfriados, que se propagan...

    Más información
  • Humidificación del aire en guarderías y escuelas

    Hay escasas cosas que sean tan determinantes para la salud como el aire que respiramos a diario. Eso es válido sobre todo para nuestros niños, que asisten diariamente a guarderías y escuelas. Justamente en ellas hay que cuidar que las condiciones higiénicas sean las mejores y que el aire sea fresco ya que el aire ambiental seco hace que los pequeños sean propensos a enfermedades y reduce...

    Más información
  • Humidificación en almacenes de chapas de madera

    En los almacenes de chapas de maderas se requiere un mantenimiento muy cuidadoso, sobre todo en las salas donde el aire es especialmente seco. En estas circunstancias, las chapas de madera se secan y se pueden agrietar y romper. Para evitar costosos daños derivados de una elevada sequedad ambiental, el almacén debe contar con un sistema de humidificación efectivo y fiable. El grupo Trotec...

    Más información
  • Humidificación en almacenes de instrumentos

    Madera de calidad, fieltro, cola y barniz: los instrumentos musicales se suelen construir mediante materiales sensibles que les confieren un sonido y una resonancia especiales. Por lo tanto, durante el almacenamiento de instrumentos de calidad se debe prestar la máxima atención a una protección y un cuidado óptimos. Esto es especialmente importante en el caso de instrumentos fabricados total o...

    Más información
  • Humidificación del aire en invernaderos

    Temperaturas cálidas y una alta humedad del aire es lo más importante que necesitan las plantas tropicales y subtropicales si se pretende que crezcan rápido y se vuelvan frondosas. También el cultivo de setas requiere calor y humedad. No es suficiente un riego regular, ya que una gran parte de las plantas exóticas absorbe el agua a través del aire ambiental. Para crear un clima especial se...

    Más información
  • Humidificación del aire en salas de servidores

    Una técnica que trabaje de manera fiable es el criterio más importante para los clientes que están conectados a un centro de cálculo. Una sala de servidores es prácticamente el corazón de una empresa y, en consecuencia, también su técnica debe marchar bien permanentemente. Los equipos informáticos tienen que estar en un estado impecable. Para ello el clima de los centros de cálculo y las salas de...

    Más información