No adecuados como sustituto de un deshumidificador permanente: Granulado
Home Comfort

¿Tiene alguna pregunta?

Estamos a su disposición para proporcionarle información adicional.

Teléfono de información al cliente: +34 800 8090 8090
E-mail: info@trotec.com
  1. Productos y servicios
  2. Máquinas - HomeComfort
  3. DESHUMIDIFICADORES
  4. Conocimientos prácticos sobre deshumidificadores
  5. Resumen de los procesos de deshumidificación

Procesos de deshumidificación

Dos técnicas, un objetivo: reducción controlada de una humedad del aire demasiado elevada

Antes de presentar los dos procesos, nos vemos obligados a desmontar un mito:

La calefacción da calor, no seca

La calefacción no es en absoluto un proceso de deshumidificación, si bien el aire caliente puede absorber más agua que el frío. Así, al incrementar la temperatura ambiental, con el mismo contenido de agua en el aire la humedad relativa desciende.

No obstante, cuanto más caliente sea el aire habrá más superficies a su alrededor por debajo de su temperatura, sobre las cuales termina condensándose la humedad. Y es que calentando el aire no se hace desaparecer la humedad en sí, puesto que el contenido de agua del aire no varía.

Por lo tanto, para poder extraer humedad del aire ambiental con eficacia y de manera constante es necesario aplicar una herramienta tecnológica para deshumidificar mediante condensación o adsorción.

Condensación frente a adsorción

Todos los aparatos que se ofertan en el mercado como secadores en frío, secadores por condensación, deshumidificadores por condensación o deshumidificadores por tecnología Peltier se basan en el principio de condensación.

Por otro lado, está la tecnología de secado por adsorción. Un método que aún se aplica en muchos entornos es el tan aclamado granulado, pero una deshumidificación duradera y efectiva sólo se alcanza mediante aparatos eléctricos con regeneración del aire caliente, más conocidos como secadores por adsorción.

Cuestión de tecnología

Aunque la denominación de los aparatos dentro del mercado pueda variar, por lo general todos se inscriben en uno de estos dos grandes grupos, cuyos nombres ya explican la tecnología de deshumidificación que utilizan.

Con la única excepción del granulado, el proceso es idéntico en todos los aparatos de funcionamiento eléctrico: primero se absorbe el aire ambiental a través de un ventilador, se extrae su humedad dentro del aparato y finalmente se devuelve el aire seo a la sala, el cual se mezcla con el aire húmedo ambiental hasta que se alcanza el nivel de humedad relativa del aire deseado.

No obstante, los procesos de deshumidificación así como el ámbito y los límites de aplicación de los dos grupos de aparatos se diferencian notablemente.

Un sistema caro de calefacción tampoco ayuda si la humedad es elevada: aunque el aire se calienta, se mantiene húmedo.
La calefacción da calor, no seca
Sencillamente ventilar tampoco es la solución para reducir la humedad ya que de esa manera no se puede extraer del aire la humedad de forma duradera.
Ventilar tampoco suele ser suficiente.
Las bolsas de producto secante se utilizan principalmente durante el transporte para proteger frente a los posibles daños de humedad, sobre todo para zapatos, electrónica, maletas, bolsos o medicamentos.
Bolsas de productos de secado como protección frente a la humedad durante el transporte

Condensación

Tal y como se describe en el capítulo 1 y se muestra en la curva de saturación, la capacidad de absorción de agua del aire depende exclusivamente de su temperatura. Cuanto menor sea la temperatura, menos agua podrá acumular el aire.

Sin embargo, ¿qué sucede si el aire que ha acumulado agua se enfría bruscamente al entrar en contacto con una superficie fría?

En estos casos se supera el límite de saturación del 100 % de la humedad relativa, el aire no puede contener la humedad restante y, por lo tanto, ésta se condensa en agua sobre la superficie fría.

El aire también se debe purgar de vapor de vez en cuando

El límite de temperatura al cual el vapor de agua se condensa en agua se denomina punto de rocío. Seguramente ya conocerá este fenómeno porque es lo que sucede en verano cuando sobre las superficies frías de cristal se forma agua condensada, o en invierno cuando se empañan los cristales de las ventanas o los espejos del cuarto de baño durante la ducha. Y también el rocío de la mañana en los días de niebla es resultado de aire frío que ha alcanzado el límite de saturación de humedad.

En definitiva, cuando el aire se enfría puede absorber menos vapor de agua y la humedad restante se condensa sobre las superficies frías.

Los secadores por condensación, llamados también secadores en frío, funcionan según este principio físico: enfrían el aire que entra en el aparato por debajo de su punto de rocío y después extraen la humedad condensada sobre superficies frías.

La oferta del mercado de secadores por frío abarca desde potentes secadores por condensación con tecnología de compresión (los llamados secadores por compresión en frío) hasta deshumidificadores de Peltier extraordinariamente compactos de poco consumo energético pero también una potencia notablemente menor y un balance energético bastante más negativo.

Adsorción

Mientras que los secadores por condensación deshumidifican a partir del punto de rocío, los secadores por adsorción emplean el principio de adsorción. Este sistema utiliza la pérdida de presión de vapor entre el aire húmedo y un producto de adsorción higroscópica para extraer el agua del aire.

Los granulados de deshumidificación también entrarían en esta categoría, si bien en el mejor de los casos sólo son adecuados para mantener secos contenedores cerrados.

Granulado: mala opción como solución permanente

El uso previsto en un principio para estas bolsas es la protección de mercancías sensibles a la humedad durante su transporte y almacenamiento. Todo el mundo conoce estas bolsas porque vienen en los paquetes de bolsos, productos electrónicos, medicamentos o incluso ropa.

Así, los granulados no constituyen una verdadera alternativa a los deshumidificadores. Además, son una solución desechable poco económica que exige comprar regularmente bolsas de granulado nuevas para el envase, puesto que el granulado no se regenera. De forma similar a una esponja, el producto de secado extrae agua del aire permanentemente y se debe sustituir una vez se haya empapado por completo. Por lo tanto, a largo plazo este proceso resulta extremadamente caro.

Otra cosa son los aparatos eléctricos con regeneración de aire caliente. Cuentan con una rueda de secado recubierta por sustancias fuertemente higroscópicas como gel de sílice o cloruro de litio, las cuales extraen las moléculas de agua del aire absorbido y que pasa a través de la rueda de secado.

Para que la rueda de secado pueda absorber constantemente humedad, ésta debe desprenderse de la humedad, lo cual tiene lugar gracias a la regeneración de aire caliente: a través de un espacio de regeneración de la rueda de ajuste se guía aire caliente, el cual retira del gel de sílice el vapor de agua adherido al rotor con ayuda por acción de la energía térmica.


Siguientes capítulos sobre la condensación:

Capítulo 2.1: Secadores por condensación con tecnología de compresión
Capítulo 2.2: Secadores por condensación con tecnología Peltier


Siguientes capítulos sobre la adsorción:

Capítulo 2.3: Secadores por adsorción

Espejo empañado después de la ducha
El rocío de la mañana en días de niebla
El agua condensada que se acumula sobre las superficies de cristal frías en verano
Ya sea después de una ducha caliente, en el rocío de la mañana o en las bebidas frías, el proceso de condensación está presente a diario. El aire húmedo entra en contacto con aire o superficies frías y se condensa: éste es el principio de funcionamiento de los secadores por frío.

El gráfico muestra los parámetros climáticos límite para los secadores en frío y los secadores por adsorción. En el caso de los secadores en frío, los modelos con descongelación por circulación del aire, al contrario que aquellos con descongelación por gas caliente, sólo se deberán emplear en espacios con temperaturas superiores a los 15 °C.
Parámetros climáticos límite para el uso de los distintos procesos de deshumidificación
Incluso la arena para gatos sigue el principio de la adsorción. Este material extremadamente higroscópico absorbe todo tipo de humedad y se debe sustituir con regularidad.
Incluso la arena para gatos sigue el principio de la adsorción.

Tecnología de los deshumidificadores: conocimientos prácticos de Trotec

Conocimientos prácticos sobre deshumidificadores: resumen de todos los capítulos

Capítulo 1: Conocimientos básicos sobre la humedad del aire: absoluta relatividad
Capítulo 2: Resumen de los procesos de deshumidificación: condensación y adsorción
Capítulo 2.1: Secadores por condensación con tecnología de compresión
Capítulo 2.2: Secadores por condensación con tecnología Peltier
Capítulo 2.3: Secadores por adsorción
Capítulo 3: ¿Qué proceso de deshumidificación y para qué fin?